Cambiar estado

Welcome to Anthem Blue Cross and Blue Shield

Aquí encontrará información útil acerca del cuidado de la salud y consejos para mejorar su salud y bienestar generales.

El ABC de la seguridad del sueño infantil

Una buena manera de pensar en hábitos de sueño seguro es tan fácil como el A, B, C. A = alone (solo), B = backs (espaldas) y C = crib (cuna).

Los bebés duermen solos sobre sus espaldas hasta que cumplan por lo menos 1 año y en la cuna.

Incluso si su bebé está profundamente dormido, hay graves riesgos de salud que ponen su vida en peligro. El síndrome de muerte infantil súbita (SIDS) puede ocurrirle a bebés que de lo contrario están sanos. Hay muchos pasos que usted puede tomar para reducir el riesgo y tranquilizarse.

Estos son siete consejos sobre la seguridad de los recién nacidos para que los use a la hora de la siesta y por la noche:

  1. Deje que su bebé duerma solo, pero en la misma habitación que usted. Dormir con usted en una cama, un sofá, o una silla reclinable puede ser un riesgo de lesión o muerte.
  2. Coloque al bebé sobre su espalda en la cuna, el moisés o el corralito. Esto puede evitar que ocurran accidentes como la asfixia.
  3. El tiempo boca abajo solo debe tener lugar durante el día cuando su bebé está despierto para desarrollar sus músculos. Asegúrese de quedarse con su bebé durante el tiempo boca abajo.
  4. No arregle la cama del bebé con almohadas, juguetes o ropa de cama suave que pueda cubrirle la cara o lesionarla. Todo lo que su bebé necesita es un colchón firme y buenos pijamas.
  5. Los chupetes son útiles para respirar. Es mejor no usar los que vienen unidos con un cordón o un clip para evitar que se ahogue. Si el chupete se sale mientras el bebé duerme, no tiene que preocuparse por ponérselo de nuevo en la boca.
  6. Mantenga la habitación fresca y cómoda. El bebé no debe estar muy caliente mientras duerme.
  7. Evite usar cobijas sueltas y coloque al bebé en un saco de dormir para mantenerlo caliente.

Obtenga más información y vea un video explicativo para ayudar a que su bebé duerma con seguridad.

Averigüe lo que muestran los estudios sobre el SIDS para saber los riesgos.